Cuenta la Historia, que el Gnomo Juan vivía en el bosque en su casa de madera.

Día a día se ocupaba de cuidar las rosas que con tanto trabajo había cultivado.

Pero un buen día, unos animalitos comieron todas las rosas del Gnomo Juan, y él, al darse cuenta, se puso muy triste, ya que todos los que nos parábamos a mirar sus rosas no podríamos volver a hacerlo.

Juan, desanimado por lo ocurrido, pensó y pensó en que hacer para que no volviera a suceder, y entonces, decidió utilizar sus poderes mágicos para convertir las rosas en rosas de madera.

Es así, que los animalitos del bosque nunca más pudieron volver a comer las rosas del Gnomo Juan, y de esta manera, todos podemos seguir admirando sus rosas por mucho, mucho tiempo

Inicio | El lenguaje de las Rosas | Productos | Escaparatismo
Bodas y eventos | Aprende más de nuestras rosas |Localización y contacto

®2007 - Las Rosas de Madera del Gnomo Juan - Todos los derechos reservados

www.idominiun.com